Una Diagonal sin “Runners”

20130910-230959.jpg
Los deportistas aficionados critican que la reforma de la avenida les deje sin uno de los espacios más utilizadas para practicar este deporte

Caminar, correr, hacer footing o running… El nombre para designar este ejericio físico ha ido cambiando con el tiempo, pero no el escenario. Hace años que la Diagonal se convirtió en una de las pistas favoritas de los barceloneses a la hora de trotar. En medio de tanta calle estrecha, la avenida permite, con cierta tranquilidad, practicar algo de deporte en medio de la ciudad. Algo que, con la reforma propuesta por el Gobierno municipal encabezado por Xavier Trias (CiU), parece estar en peligro. Colectivos de atletas aficionados y practicantes espontáneos se preguntan por dónde correrán después del cambio de cara de la vía.

El 31 de julio pasado, el Consistorio sacó a licitación la redacción del proyecto de reforma y se espera que las obras comiencen en un año. Primero, entre paseo de Gràcia y Balmes, para extenderse después hasta la plaza de Francesc Macià. La idea gestada por la tenencia de alcaldía de Hàbitat Urbà busca terminar los espacios entre árboles convirtiéndolos en un carril de zona de carga y descarga y donde seguirá el carril bici. Las aceras pasarían de tres a siete metros, un espacio para vianantes y terrazas.

“No es precisamente el sitio donde mejor corres, pero al menos ahora tienes garantías. O corres por allí o, si no, tienes que meterte por callejuelas”, explica Marc Rabassa, portavoz de WeRunBarcelona. Esta es una comunidad que tiene más de 2.000 seguidores entre Facebook y Twitter y que reúne a personas que corren por la ciudad. “La anchura con la que quedará la acera más cercana a la fachada es similar a la de otras calles del Eixample. Si se corre, habrá que hacerlo esquivando terrazas y personas que pasean. Es una lástima, pues es un sitio muy utilizado”, explica por su parte Jaime Pedragosa, de 360runningBarcelona, que también tiene un millar de fans en las redes sociales y hace recorridos con turistas.

A ambos grupos les preocupa que la ciudad no responda a la popularización del running. Sus dudas, también se extienden sobre el cierre del Park Güell. “¿Paran a todo el grupo y tendremos que sacar la tarjeta para entrar?”, ironiza Pedragosa.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s