Crónica de mi primer IRONMAN, Lanzarote 2014

Me gustaría comenzar la crónica de otra forma pero tengo que contaros la previa del IRONMAN Lanzarote ya que tuvo sus consecuencias…. 

Miércoles 14 (Faltaban 3 días) aterrizamos en Lanzarote alojándonos en el Hotel Sands Beach Resort, cuartel general de los PRO, en teoría todo iba con normalidad excepto mi estado físico, parecía sufrir gastroenteritis pero en un principio nada preocupante. El miércoles lo dedicamos a instalarnos y a descansar del viaje. Foto 1

 Jueves 15 (Faltaban 2 días) fuimos al Hotel La Santa a recoger el dorsal y la mochila, más tarde aprovechamos para hacer el reconocimiento del tramo de bicicleta y ya pude observar de la dureza del recorrido de la bici. Mi barriga seguía tocada y seguía en mal estado, comenzaba la preocupación porque en lugar de subir los índices de carbohidratos…lo que estaba haciendo era bajarlos hasta un nivel preocupante. Mi estado de preocupación iba creciendo proporcionalmente a mis diarreas. 

Viernes 16 (Faltaba 1 día) tenía la esperanza de recuperarme pero ni Fortasec ni la dieta estricta marcada por mi nutricionista eran capaces de parar mi gastroenteritis, a 24 horas de mi principal objetivo tenia la sensación de que no iba a poder competir y que iba a tirar por la borda 5 meses de dura preparación. Por la mañana salí un rato a rodar en bici y volví todavía más preocupado, no tenía fuerzas, me sentía vacío, sin fuel para aguantar uno de los IRONMAN más duros, era evidente que mi cabeza estaba en un mar de dudas. Por la tarde, una vez realizado el check in de la bici, volvimos al hotel, mi cara era un poema, no hice público mi estado porque no quería que la familia ni amigos se preocuparan más de lo normal pero la situación era crítica. Por la tarde tuve dos llamadas que para mí fueron vitales, una fue de Jessica (Nutricionista) ella me indicó que es lo que tenía que merendar, cenar y desayunar el día de la prueba, era el último consejo antes de competición, ya no había marcha atrás. La segunda llamada fue de Carles (Entrenador), miramos al detalle como me tenía que alimentar e hidratar durante la competición, vital para aguantar al menos hasta la maratón, todavía recuerdo que le pregunté: “y la maratón…cómo la hago?” Y me contestó: “supervivencia” “con mucha cabeza y por sensaciones” (Un crack! Así fue)

Sábado, 3:30 del 17 de Mayo, tocó el despertador y por fin llegó el día….el día de darlo todo, me levanté consciente de que iba a ser muy duro! casi un infierno! iba preparado mentalmente para sufrir e iba aguantar hasta que mi cuerpo no se mantuviera verticalmente. Sabía que había entrenado muy bien, venía fuerte mentalmente, venía fuerte muscularmente pero venía muy débil porque las diarreas que me habían hecho bajar peso en los días previos y eso me iba a pasar factura.

A las 6:30 comienzo a ponerme el neopreno, un ritual indescriptible, había mucha seriedad, incluso rozaba mi mal humor, mi concentración me lleva a no admitir ni un sólo error, ya me había transformado y era momento de apretar los puños (y el culo) porque se me presentaba el reto deportivo más importante de mi vida. 

7 o’clock! Suena la bocina y 2200 triatletas comenzamos a nadar, impresionante la salida, imposible no recibir golpes, no había lugar donde nadie te golpeara, estaba claro que había que nadar con fuerza…girar primera boya,…y continuar a buen ritmo.Foto 2

Salgo de la primera vuelta, 1,9kms, buenas sensaciones y buen tiempo parcial, vuelvo al agua impresionado del ambientazo que había en la orilla, helicóptero sobre volando, buceadores bajo el agua grabándonos, embarcaciones de la organización, etc. En ese momento me di cuenta de que estaba dentro de un IRONMAN y que siempre había visto desde fuera o en YouTube, me pegó un subidón que continúe con buen ritmo y con buenas sensaciones. Mi barriga aguantaba pero notaba que mis fuerzas eran limitadas.Foto 3

Salgo del agua con 1:24′ y 4,2kms nadados según mi GPS, para lo mal que nado…no estaba mal pero esto acababa de comenzar.

Foto 4

T1 muy lenta porque me tuve que esperar en la carpa porque no tenía sitio ni para cambiarme, seguía concentrado, serio pero disfrutando, era el día y no podía fallar.

Salgo de la T1, cojo la bicicleta y comienzo a comer, el mensaje estaba claro, “come todo lo que puedas durante el tramo de bici” 100m y primer plátano. Foto 5

Durante los primeros kms de la bici intento calentar piernas pero la euforia y la motivación me hacen tirar fuerte, me encontraba bien, mejor de lo que pensaba. Km 40, 60, 80… pude ver que el tramo de bici iba a ser muy duro, el viento golpeaba muy fuerte y las subidas o rectas interminables como la subida al Timanfaya iba a erosionarme mucho, por eso decidí dosificar y reservar fuerzas, quedaban más de 100kms y ya me notaba vacío. 

Comer y beber cada hora lo planificado, esa fue la clave para llegar al tramo más duro del recorrido de la bici, el Mirador de Haría y el Mirador del Río, ambas subidas espectaculares donde pude dar más y donde reservé fuerzas, después quedaba una maratón muy dura y mi cuerpo ya iba en reserva. Foto 6

Todo transcurría con normalidad hasta el km160 que mi barriga dijo STOP! MOMENTO DE VACIADO… me tuve que bajar de la bici porque las diarreas volvían a golpearme, aunque después de parar me encontré mucho mejor….sabía que había perdido muchos líquidos y que posiblemente mi deshidratación me obligara a retirarme. Foto 7

Llego a la T2, muscularmente me encuentro perfecto, mi sorpresa fue que después de hacer 7:42′ en el tramo de bici….mis piernas tenían un estado perfecto para hacer una gran maratón, lástima que la gastroenteritis me iba a jugar una mala pasada.

Comienzo a correr, transmito tranquilidad y cabeza, quedan 42km por delante y esto no se puede escapar.Foto 8

Paro en el primer avituallamiento, como, bebo isotónico y me tomo un gel, me siento muy bien….pero a los 4 kms….mi barriga vuelve a decir STOP! MOMENTO DE VACIADO, mi cuerpo no soporta más geles ni más isotónicos, en el km 8 de la maratón tengo que entrar al WC porque mi cuerpo ya estaba totalmente descompuesto. Me quedaban 34kms de sufrimiento y en cualquier momento me podía dar una bajada de presión o una bajada de azúcar que me obligara a retirarme, era momento de hacer aquello que me habían dicho el día anterior: “supervivencia, correr con cabeza” eso es lo que hice, corrí el resto de maratón comiendo plátanos y bebiendo agua, ni más ni menos, llevaba más de 10hrs de competición y la única manera de ser Finisher era de administrar perfectamente mis reservas…. Foto 9

Hasta el km 32 de la maratón no sabía si mi cuerpo iba aguantar, por eso decidí caminar los últimos 10kms y garantizar mi llegada, en cualquier momento me podía desmayar y eso me obligaría a retirarme. El tiempo realizado ya no me importaba, lo único que deseaba era llegar al último km y cruzar la meta…. Foto 10

….y así fue, los últimos metros….los últimos minutos fueron los más emocionantes que jamás he vivido, tuve mucho tiempo de pensar durante la maratón, de recordar, de hacerme muy fuerte….pero después de 15 horas justas….pude ser FINISHER IRONMAN!!!! Foto 11

Lo que se siente después de todo este sufrimiento…no se puede explicar, tampoco se puede describir, yo creo que es una sensación intangible e indescriptible, eso si, emocionante, muy emocionante, momento inolvidable que marca para toda la vida.

Podría continuar explicando experiencias vividas durante las 15 hrs pero lo dejaré para el siguiente post…

Quiero acabar agradeciendo enormemente el gran trabajo realizado por mi equipo, comenzado por mi entrenador (Carles, eres un crack!) Jéssica (Mi nutricionista que también sufrió mis diarreas, lo siento por el sufrimiento que te he hecho pasar… jajajaja, Jéssica, gracias por todos tus consejos) y a Jordi (Mi fisio, que bien estuvieron mis músculos, que buenas manos tienes…) y sobretodo quiero agradecer el apoyo de toda mi familia y de todos mis amigos y conocidos que me han apoyado hasta el último día.

Esto solamente ha sido una escala en mi mapa,… el viaje continúa. Próximamente más retos!!!

 

En Lanzarote no estaba mi límite!!!

@Javier_WITL

Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Crónica de mi primer IRONMAN, Lanzarote 2014

  1. Delia dijo:

    Muchas felicidades!!!!

  2. marcos g. dijo:

    Espectacular!! Piel de gallina al leerte!
    Tiene pinta de que habrá un… CONTINUARÁ!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s